Marcos Madrigal

Marcos Madrigal estudió piano en las academias cubanas. Pertenece a una de las generaciones formadas bajo la influencia de la tradición ruso-soviética y el sólido magisterio de Teresa Junco, verdadera leyenda de la pedagogía musical cubana que vive aún entre quienes estrecharon su mano y aprendieron con ella. Él es resultado de esa cepa, de una herencia cultural ecléctica que tamiza toda influencia con sello propio de cubanía, conjugando rigor, rectitud y sabor autóctono. Luego, tuvo oportunidad de completar su aprendizaje en prestigiosas instituciones internacionales. Seguidamente, comenzaron también las giras por circuitos europeos, con programas cuya constante ha sido ofrecer lo más selecto del patrimonio musical de la humanidad. Pero desde su juventud, este artista ha asumido el reto con la intuición sa- bia de ser la clase de músico para el cual la escuela cuba- na de piano le proporcionó las bases, sin alardes, con respeto y seguridad en sí mismo. «Todo lo que soy hoy tuvo su origen en Cuba, con mi formación musical inicial aquí. Siempre que toco en cualquier escenario del mundo soy consciente de eso, de que soy primero que todo, un hombre, un cubano y un artista contemporáneo con algo que decir desde el piano, más allá de lo que estoy interpretando, sea una pieza clásica, del Barroco o moderna.»

Para leer el articulo completo visita el número de mayo de Garbos www.revistagarbos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s