#excesivamentelibre por Martha Luisa Hernández Cardenas

May Reguera es fotógrafa, mayormente fotografía cuerpos y escenarios por el deseo aprehensivo de compartir la moda, lo fashion, lo “bello”. En toda esa “construcción” hay lugar para el grotesco, lo ruinoso, y por eso, sacudiéndonos de la superficialidad tan temida de los conceptos anteriores (moda, fashion y “bello”), lo bizarro de sus puestas en escena, lo multiforme, multiverso, nos hace mirar fotografías tan frágiles como crisálidas, bellezas tan rudas como escamas, líquidos tan impolutos como alcantarillado. Sobre la exposición a la que nos invita, lo que más me interesa es proponer una mirada sobre sus piezas, desde la expectación sensible que provoca por lo paradójico de lo aprehendido. En May Reguera hay lugar para lo indecible e indefinido. Por eso, he llegado a suponerla niña, actriz, fotógrafa y mujer llena de opuestos. La siguiente exposición exhibirá el complejo y variado mundo de una práctica que nació como hobby o simulacro (actriz que imagina posibles autorretratos como performance), siguiendo el encargo de una revista de modas (líneas de ropa y mujeres paradigmáticas), fotógrafa con una fuerte, sólida y cuidada presencia en las redes sociales (MYreguera studio). De algún modo, May Reguera ha sentido que toda la “superficialidad” que puede “juzgar” su trabajo, no implicaría una subestimación de su práctica, en cada serie predomina el ojo de una mujer persistente, y admiro en ella la exquisitez de lo fijado, lo intertextual, lo consabido, lo innombrable, que a fuerza de trabajar, desploma cualquier síntoma clasificatorio, porque, por encima de todas las cosas, May Reguera es el fenómeno del emprendimiento, de la creatividad y el riesgo llevados al límite.

La textura, la sensorialidad de los elementos, los colores y la adoración por Ren Hang, son referencias sobre las que hemos conversado. La curiosidad y lo divertido de situar desde su “influencia” temas acuciantes del contexto político (el matrimonio igualitario o la lucha contra el cáncer), son potencias que generan una imagen más compleja de su quehacer, y aunque es experta en etiquetas, su trabajo no se agota en una señal orientada a la definición cuadrada (ella es en un espejo cóncavo y agrietado, #libre, #puramentelibre, #excesivamentelibre, disfruta estar en la moda, lo fashion y lo “bello” sin antagonismos con lo político, lo olvidado y lo “real”).

No es solo que la fotografía ocupe sus 28 horas al día, al escucharla hablar de las series que está planeando (siempre me interesan las memorias/diarios de viaje que me regalan su paso por Buenos Aires o New York, maneras de refundar el diario como un gesto de exhibición íntimamente político), su emergente producción insiste en redefinir la fotografía de moda en el contexto cubano y de aprovechar el fenómeno del “social media” para divulgar y legitimar la vulnerable construcción de Cuba que se hace como mujer.
En un espacio de carente discusión o pensamiento, yaunque otro tipo de reflexiones podrían llevarme a distinguir entre el consumismo frívolo y el “influencer” o ejercicios más experimentales o serios, siento que el fenómeno paradójico y poético de May Reguera se percibe en estas instantáneas como autoría personal. A un ritmo violento se ha convertido en una artista sagaz, intrépida, presente, y su presencia es hasta ahora oxígeno. Aquí hay espacio para la simulación, para el culto a lo indecible, modelos canónicas, pieles, oxidaciones, cristalería en una piscina, exceso de flores, arrugas, tiros al blanco, muecas, poses, arcas, hombros y pezones. Prefiero invitar a aprehender esta experiencia desde sus paradojas, sus sutiles provocaciones y su viralidad (qué significa una foto en esta época, qué significa la reproducción, la copia, la libertad de un hashtag, qué significa ser niña, actriz, fotógrafa y mujer llena de opuestos).

Martha Luisa Hernández Cadenas, Martica Minipunto (Con la promesa de no rechazar nunca más una sesión de fotos con May, estaba pensando en fotos con caballos, con hormigueros, en fábricas sucias y abandonadas, en parques infantiles cerrados con candado, estaba pensando en fotos que hablaran libremente de mí)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s